Recoleción de Firmas para Archivar el Código Orgánico de la Salud

Firma aquí

La Sociedad Ecuatoriana Tradición y Acción institución civil de inspiración católica, en coalición con otras asociaciones de defensa de la vida, ha iniciado esta petición para solicitar a la Asamblea Nacional el archivo del Código Orgánico de la Salud:

La sociedad ecuatoriana levanta su voz de protesta ante el Código Orgánico de la Salud (COS) y pide a la Asamblea Nacional que archive esta nefasta ley, que atenta contra la vida de los niños en el seno materno, la juventud y la familia ecuatoriana, pues este verdadero código de muerte estipula:

1ro. Los abortos de cualquier tipo y por cualquier causa aparente como una emergencia que debe ser tratada confidencialmente —como se encuentra tipificado en el artículo 201 de COS—, es decir, sin denuncia a las autoridades, abriendo la puerta a la impunidad ante la matanza de niños inocentes en el seno materno.

2do. La legalización de los vientres de alquiler o maternidad subrogada —como consta en los artículos: 196, 249 y 250—, abriendo paso a la experimentación, comercialización, y el asesinato de embriones, considerados por la ciencia moderna como vida humana.

3ro. Programas educativos sobre sexualidad con enfoque e igualdad de género para niños y adolescentes en todos los establecimientos de educación pública, particular, municipales y fiscomisionales… programas estos, elaborados por organismos estatales, entre los cuales consta el consejo nacional para la igualdad de género, que tiene entre sus principales objetivos: promover, socializar y sensibilizar sobre los derechos de las mujeres y personas LGBTI. (contenido en los artículos: 2, 113 y 115)

4to. Procedimientos de asignación de sexo y atención en salud sexual y salud reproductiva con intervenciones integrales, para hombres y mujeres, incluidos adolescentes (Art. 192 y 195). Además de la prohibición de servicios de salud que tengan como finalidad cambiar la orientación sexual o la identidad de género (Art. 193), por lo tanto, prohibición de terapias que tengan por objetivo ayudar al individuo a recuperar su verdadera identidad, de acorde a su sexo biológico.

En suma, esta ley: menoscaba la moral y todo principió ético; constituye una grave transgresión a la ley de Dios y a los derechos fundamentales inherentes a la persona humana como son: el derecho a la vida y a la integridad corporal, y expone a niños y adolescentes a la nociva y perversa ideología de género. Por lo tanto, transgrede el querer y el profundo sentimiento religioso de la gran mayoría de los ecuatorianos, que en múltiples ocasiones han demostrado estar en contra de estas leyes inicuas, promotoras de muerte y corrupción. Es así, que debe ser denegada y archivada.

Invocamos la intercesión del Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María, a los que estamos consagrados, para que en estos momentos de aflicción protejan a nuestra patria y le dé la victoria, ante la envestida furiosa, de las leyes anticristianas.

¡Que Dios Bendiga el Ecuador!

%%tu firma%%

934 firmas = 93% del objetivo
0
1,000

Comparte esto con tus amigos:

   

La Sociedad Ecuatoriana Tradición y Acción institución civil de inspiración católica, en coalición con otras asociaciones de defensa de la vida, ha iniciado esta petición para solicitar a la Asamblea Nacional el archivo del Código Orgánico de la Salud.

La sociedad ecuatoriana levanta su voz de protesta ante el Código Orgánico de la Salud (COS) y pide a la Asamblea Nacional que archive esta nefasta ley, que atenta contra la vida de los niños en el seno materno, la juventud y la familia ecuatoriana, pues este verdadero código de muerte estipula:

1ro. Los abortos de cualquier tipo y por cualquier causa aparente como una emergencia que debe ser tratada confidencialmente —como se encuentra tipificado en el artículo 201 de COS—, es decir, sin denuncia a las autoridades, abriendo la puerta a la impunidad ante la matanza de niños inocentes en el seno materno.

2do. La legalización de los vientres de alquiler o maternidad subrogada —como consta en los artículos: 196, 249 y 250—, abriendo paso a la experimentación, comercialización, y el asesinato de embriones, considerados por la ciencia moderna como vida humana.

3ro. Programas educativos sobre sexualidad con enfoque e igualdad de género para niños y adolescentes en todos los establecimientos de educación pública, particular, municipales y fiscomisionales… programas estos, elaborados por organismos estatales, entre los cuales consta el consejo nacional para la igualdad de género, que tiene entre sus principales objetivos: promover, socializar y sensibilizar sobre los derechos de las mujeres y personas LGBTI. (contenido en los artículos: 2, 113 y 115)

4to. Procedimientos de asignación de sexo y atención en salud sexual y salud reproductiva con intervenciones integrales, para hombres y mujeres, incluidos adolescentes (Art. 192 y 195). Además de la prohibición de servicios de salud que tengan como finalidad cambiar la orientación sexual o la identidad de género (Art. 193), por lo tanto, prohibición de terapias que tengan por objetivo ayudar al individuo a recuperar su verdadera identidad, de acorde a su sexo biológico.

En suma, esta ley: menoscaba la moral y todo principió ético; constituye una grave transgresión a la ley de Dios y a los derechos fundamentales inherentes a la persona humana como son: el derecho a la vida y a la integridad corporal, y expone a niños y adolescentes a la nociva y perversa ideología de género. Por lo tanto, transgrede el querer y el profundo sentimiento religioso de la gran mayoría de los ecuatorianos, que en múltiples ocasiones han demostrado estar en contra de estas leyes inicuas, promotoras de muerte y corrupción. Es así, que debe ser denegada y archivada.

Invocamos la intercesión del Sagrado Corazón de Jesús y el Inmaculado Corazón de María, a los que estamos consagrados, para que en estos momentos de aflicción protejan a nuestra patria y le dé la victoria, ante la envestida furiosa, de las leyes anticristianas.

¡Que Dios Bendiga el Ecuador!