El Ecuador esta de luto ante la matanza de inocentes: EL ABORTO

6
1045

«Requiem eternam dona eis, Domine, et lux perpetua luceat eis»

El 28 de abril del 2021, 7 jueces de la Corte Constitucional, de manera inesperada, cual Herodes en la matanza de los inocentes, dictaron sentencia de muerte contra aquellos que no tiene voz ni voto para defenderse(1); decidiendo en contra de la conciencia y la libertad de toda una nación, que ha demostrado estar totalmente en contra de cualquier tipo de aborto, como lo representan la más de 100.000 firmas en defensa de la vida entregadas por la Sociedad Ecuatoriana Tradición y Acción a la Corte Constitucional.

Hoy el Ecuador está de luto por la vida de los miles de niños inocentes que de ahora en adelante serán asesinados por sus propias madres en el claustro materno, debido a la despenalización del crimen del Aborto en casos de violación en nuestro país.

Al respecto de esta dictatorial decisión, nos cumple recalcar la enormidad del pecado que acaba de ser cometido en nuestra nación, que, si bien su Estado es Laico según la constitución Correista de 2008, es en sus principios y en su historia integralmente católica, siendo la Fe, el principal punto de unión de más del 80% de los habitantes del país.

La masacre de inocentes es un crimen y un pecado tan grave, que la doctrina de la Santa Iglesia Católica, lo cataloga como un pecado que clama al cielo y a Dios por un castigo; y según el derecho canónico, dispone “excomunión latae sententiae (automática) al que procura el aborto, si este se produce”, esto significa que en el mismo momento en que el aborto es consumado exitosamente, todos los participantes son excomulgados; incluyendo por su puesto, a los que, actuando como cómplices, aprobaron la ley para que esto se diese.

El Aborto es considerado como el genocidio más grande de la historia de la humanidad; 50 millones de niños son asesinados en el vientre materno cada año a nivel mundial, número que continua in crescendo conforme los países vayan participando de este pecado colectivo a través de la aprobación de leyes inicuas.

Para el dolor del pueblo católico ecuatoriano, hoy estas tierras consagradas al Sagrado Corazón de Jesús y al Sapiencial e Inmaculado Corazón de María, hace parte de las naciones culpables.

¿Permitirá Dios que tan grande crimen permanezca impune? ¿A qué castigo de la Justicia Divina el Ecuador se ha expuesto?

Basta dar una pequeña mirada al actuar de Dios a través de la historia de la humanidad, condensada en las Sagradas Escrituras, para saber que Dios el Supremo Juez, no deja impunes crímenes tan atroces. El reconocido Monseñor Agustín Lemann nos los explica a partir de las palabras del profeta Isaías:

¡Ay! de aquellos que establecen leyes inicuas, y escriben continuamente leyes de injusticia» (Isaías 10, 1)

«Hay una cosa más inicua que la exaltación del orgullo; hay una cosa más inicua que el desconocimiento de la Soberanía de Dios; hay una cosa más inicua que la universalidad de la impiedad…esta cosa más inicua que todas las iniquidades, es la introducción del mal en las leyes»

La exaltación del orgullo, el desconocimiento de la Soberanía de Dios, la universalidad misma de la impiedad, cosas por sí mismas ya tan perversas, no son sino el mal en los hechos. Es el mal, sin duda siempre creciente, pero limitado todavía a la región de los hechos; mientras que las leyes impías, los decretos inicuos, son el mal que fue más allá de los hechos y alcanza los principios, es el mal transportado a la esencia de las cosas y acantonado en las alturas.

Es así que las naciones mueren: no de una manera precipitada o repentina, sino gradualmente y como por etapas, por el hecho de las iniquidades del hombre y bajo los correspondientes golpes de la justicia de Dios…

A la introducción del mal en las leyes, la cautividad y la muerte…

A las autorizadas palabras de Monseñor Lemann se añaden un agravante más: las suplicas realizadas al pueblo ecuatoriano, por el Divino Niño Jesús de la Cruz del Pichincha, revelación tan antigua como la historia de nuestro país, Quien en 1628 tomó estas tierras por heredad suya y las consagró al Eterno Padre crucificándose en el monte Pichincha, tal como en el calvario:

«Su frente, manos y pies emanaban sangre, y mientras su triste mirada abarcaba todo el Ecuador, entre sollozos decía: “¡No puedo hacer más por ti, para demostrarte mi Amor! ¡Almas ingratas no me paguéis con desprecio, sacrilegios y blasfemias, tanto Amor y delicadezas de mi Corazón!»

Ante el posible castigo y perspectivas tan dolorosas, ¿Qué hacer?

Nínive y los ninivitas son el perfecto ejemplo dado por las Sagradas Escrituras de un pueblo que, comprendiendo la iniquidad de sus actos, hicieron penitencia y volvieron a la senda del bien:

Jonás entró en la ciudad e hizo un día de camino pregonando: «Dentro de cuarenta días Nínive será destruida.» Los ninivitas creyeron en la advertencia de Dios y ordenaron un ayuno, y se vistieron de saco desde el mayor al menor. La noticia llegó hasta el rey de Nínive, que se levantó de su trono, se quitó el manto, se vistió de saco y se sentó sobre cenizas. Luego hizo publicar esta orden en Nínive: «Hombres y bestias no comerán ni beberán nada. Que se vistan de saco y clamen a Dios insistentemente. Que cada uno se corrija de su mala conducta y de sus malas obras. ¿Quién sabe si Dios se arrepentirá y cesará su enojo, de manera que no nos haga morir?». Al ver Dios lo que hacían y cómo se habían arrepentido de su mala conducta, se arrepintió él también y no los castigó como los había amenazado.» (Jonás 3: 10,1)

Penitencia, oración y verdaderas conversiones, son el camino, no solo trazado por las Sagradas Escrituras, si no por Aquella que es Puerta del Cielo siempre abierta y Madre de Misericordia, María Santísima, que, en sus múltiples apariciones en los últimos siglos, ha venido advirtiendo al género humano las consecuencias de los pecados del mundo y la Gran Consolación, para aquellos que, permaneciendo fieles, luchan por la implantación de su Reino sobre la Tierra.

La Santísima Virgen de El Buen Suceso, advocación ecuatoriana, previendo los atribulados días que vive el Ecuador, así nos revelaba:

“Cuando aparezcan triunfantes, y cuando la autoridad abuse de su poder, cometiendo injusticias y oprimiendo a los débiles, próxima estará su derrota. ¡Caerán por tierra desplomados…!”

“Es llegada mi hora en la que Yo, de una manera asombrosa, destronaré al soberbio Satanás, poniéndolo bajo mi planta y encadenándolo en el abismo infernal, dejando por fin libres a la Iglesia y a la Patria de esa cruel tiranía”.

¡Nuestra Señora de El Buen Suceso!

¡Salvad al Ecuador Católico!

6 Comentarios

  1. Señor Todopoderoso y
    Misericordioso, ten piedad de nuestra Patria, mira que son sólo 7 los que aprobaron este delito terrible y somos muchos los que estamos implorando Tu Bendita Misericordia, si grandes son nuestras culpas mayor es tu bondad, ten compasión de nuestra Patria Ecuador y del mundo entero, nosotros seguimos de rodillas implorando Tu Divina Misericordia

  2. No eatoy de acuerdo con esta resoluci’on de la corte constitucional ante la acción para la legalización de la matanza de inocentes, para Dios nada es imposible saquemos firmas des responsbilidad de todas los ecuatoriano que estamos en desacierdo con esta nefasta resolución.

  3. EL SEÑOR ES EL ÚNICO JUSTO Y EL ÚNICAMENTE ÉL SABR A JUZGAR A TODAS ESAS AUTORIDADES PERBERSAS SIN ALMA QUE ACTUARON COMO HERODES DIOS LOS SANRA JUZGAR

  4. Leí con admirada atención este magnífico artículo. La pregunta que me surge, lo mismo para Ecuador que para la Argentina es esta: el pueblo no quiere el aborto, los que debían actuar y hablar desde sus altos tronos no lo hicieron y dejaron actuar, sin enfrentarlos a las consecuencias. Los «políticamente correctos» actuaron de acuerdo a los pregones de los medios de comunicación.
    Entonces; son los pueblos, los que merecen castigo? Pecó una nación o solo los que detentan el poder sin conciencia?
    O es el pueblo que ve y calla sin reaccionar con culpable indiferencia ?Pero si no fuera indiferente, cuál podría ser su reacción sin faltar a la ley y al orden?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here