¡Porque no eres frío ni caliente te vomitare de mi Boca! Diga NO!!! al Aborto

0
117

Desde la legalización del aborto en los Estados Unidos en 1973 hasta 2009, más de 56 millones de bebés han sido asesinados; realizando la comparación para comprender el genocidio que esto significa, equivaldría a asesinar CUATRO veces la población de nuestro país. Hay 150 bebés por hora. Aproximadamente 1 cada 24 segundos. Recordando que se está teniendo en cuenta tan solo las cifras de los abortos inducidos en los  Estados Unidos…

Cuando termine usted de leer este artículo, 4 o 5 niños inocentes más habrán sido asesinados. Y el plan de Dios para ellos estaría acabado.

¿Y nosotros? ¿Tenemos derecho a permanecer indiferentes ante esta gran masacre? NO!

Miles de personas en América se han unido con un objetivo común: salvar las 2 vidas, es decir, la madre y el niño.

En este sentido, presenciamos con alegría el rechazo macizo del Senado argentino en relación al aborto en aquel país y las multitudinarias manifestaciones pro-vida en  EEUU que se repiten en varios países de América del Sur y Europa.

Toda esta ola de valores morales también se mostró en nuestro amado Ecuador, que, el 16 de marzo del presente año, en Guayaquil, fue el escenario de una Marcha por la Vida que reunió a miles de personas.

A continuación encontrará las 5 razones principales por las que el aborto es totalmente incorrecto y debe combatirse:

1 – El aborto viola los derechos de Dios

El aborto provocado nunca será una simple elección personal, sino un delito grave contra Dios Nuestro Señor y su creación. La lucha contra el aborto siempre ha sido principalmente una batalla religiosa, y esta práctica infame es una grave ofensa a Dios nuestro Señor. ¡La indignación ante esta grave violación de los Derechos de Dios debe ser la razón principal por la que debemos rechazar el aborto!

La enseñanza de la Iglesia sobre el aborto es clara e inequívoca: el aborto provocado es asesinato. No se permiten excepciones, no hay compromisos posibles.

2 – Nuestra guerra más mortal

Las continuas guerras que han sacudido al mundo en las últimas décadas y los continuos ataques terroristas, han contribuido a algunos de los crecientes deseos de paz. Sin embargo, a pesar de toda esta preocupación, la guerra más horrible de todas y el peor de todos los ataques terroristas sigue siendo inquebrantable. Esta es una guerra que se está llevando a cabo dentro de nuestras fronteras, tan solo el año pasado se llevo 41 millones de bebes en el mundo.

Este flagelo es tan horrible como cualquier cosa que los terroristas puedan imaginar, porque llega al corazón de la humanidad: la familia. Al destruir el vínculo humano más básico de todos, entre madre e hijo, el aborto disuelve el vínculo precioso que une a nuestra nación.

Si bien la madre y el niño son las primeras víctimas, no hay un solo elemento de la sociedad que no se vea afectado por el aborto. Madre, hijo, padre, esposo, tía, tío, amigo, hermano y abuelo sufren las cicatrices de este malvado bisturí.

3 – La vida comienza en la concepción

Esta es la definición dada en cualquier libro médico de buena reputación. No defender el inicio de la vida en cualquier momento después de la fusión del óvulo de la madre y la contribución del padre es irracional y un sofisma impactante.

Una persona comienza a existir en el momento de la concepción, aunque solo sea como una célula. Lo importante no es el accidente de tamaño o peso, sino la esencia, que es totalmente humana. El feto tiene un código genético distinto, inmutable e irrepetible, único a lo largo de la historia desde la concepción hasta la muerte. No se agrega nada excepto nutrición y oxígeno.

Solo máquinas como relojes y automóviles comienzan a existir parte por parte. Los seres vivos llegan a existir de inmediato y desarrollan gradualmente su mundo de potenciales innatos.

4 – La humanidad debe proteger la vida inocente

El primer y más importante instinto de los seres humanos es la preservación de la vida. Esto comienza con la auto-conservación y se extiende a toda la humanidad a través del matrimonio y los lazos familiares.

La «interrupción del embarazo» constituye en realidad el asesinato de un ser humano inocente y está en contradicción directa con esta premisa básica de la naturaleza humana. Esto viola la ley natural y puede dejar a Brasil como un país incapaz de repoblar sin la ayuda de la inmigración masiva.

5 – El aborto no es seguro

En comparación con otros procedimientos médicos, la industria del aborto no está regulada en gran medida. Si bien no hay estadísticas exactas sobre el número de mujeres que mueren por procedimientos fallidos, LifeDynamics.com ha compilado una lista de 249 mujeres asesinadas por abortos legales. Además, el Instituto Nacional del Cáncer ha encargado un estudio de la Dra. Janet Daling, una defensora de y colegas del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, quienes encontraron un vínculo entre el aborto y el cáncer: “Entre las mujeres que ya habían quedado embarazadas al menos una vez, el riesgo de cáncer de seno en aquellas que habían inducido el aborto fue un 50% más alto que que entre otras mujeres ”.

El diario oficial de la Asociación Médica Católica, The Linacre Quarterly, publicó un estudio con hallazgos similares: «Existe evidencia internacional de un vínculo entre el aborto inducido y el cáncer de seno».



FIRME AQUÍ EN CONTRA DEL ABORTO ⇐ (clic aquí)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here