Nuestra Señora de El Buen Suceso: Salvaguarda de la Fe ante la total corrupción de las costumbres

1
354
María Santísima Predice la derrota de la gente sin Fe, y el triunfo de la Reina de las Victorias, así, como también el reflorecimiento de la Iglesia 


Nuestra Señora de El Buen Suceso fue durante muchas décadas objeto de una especial devoción de parte del inspirador de este blog, el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira, en cuya Imagen y en el “admirable Monasterio de las Monjas Concepcionistas de Quito” él veía un nexo con su vocación contra-revolucionaria* y con la obra que había fundado en el Brasil en 1960 y que inspiraría a las demás TFPs (Tradición, Familia y Propiedad) fundadas después en más de 20 países. A inicios de los años 70, el proprio Dr. Plinio encargó al Dr. Luiz Antonio Fragelli, en ese entonces recién llegado al Ecuador, de hacer las primeras indagaciones sobre Nuestra Señora de El Buen Suceso.
Campaña al pie de la Iglesia de la Inmaculada Concepción de Quito, en la década de los 80s
Desde entonces y en especial en los últimos veinte años, venimos empeñándonos en la difusión de dicha devoción, organizando y dirigiendo, a pedido de la Superiora del Monasterio, en la persona del Coronel H. Poli, varias iniciativas, en particular la del “Rosario de la Aurora”, en la ciudad de Quito, el día 2 de febrero de cada año a las 5 de la mañana, y al cual acuden en la actualidad cerca de veinte mil personas. Más recientemente, y como desdoblamiento de esta procesión, otras romerías se celebran en Guayaquil, Milagro y Santa Elena.
En la actualidad al Rosario de la Aurora en Quito asisten alrededor de 20.000 personas
En Guayaquil por ejemplo, y por motivo de la Fiesta de la Inmaculada Concepción, se llevan a cabo y casi simultáneamente, tres procesiones, y en sectores algo distantes unos de los otros. Así también, en algunas parroquias se reza la Novena por motivo de la Fiesta de Nuestra Señora de El Buen Suceso, el día 2 de febrero.
Las gracias que emanan del Rosario de la aurora que se origino en Quito hace 400 años se irradian hoy en varias regiones del país (Milagro, Santa Elena, Guayaquil)



Otro medio de difusión, son las visitas a los hogares con una pequeña Imagen réplica de la original. Más de mil familias han recibido en sus casas tal augusta visita, recibiendo con toda seguridad muchos y enormes buenos sucesos de parte de la Reina de los Cielos y de la Tierra.

Mas de 3’000.0000 de volantes repartidas
en las calles principales de Quito
Además, la difusión de un librito, estampas, rosarios, y hojas volantes, con la historia  de las Revelaciones de Nuestra Señora de El Buen Suceso, en calles, plazas y sitios públicos, y la emisión de programas en la radio en directo, – todos los Viernes por Radio la Voz de María, 88.1 FM, Guayaquil.
En los ultimos años han sido repartidos 150.000mil rosarios en la tradicional procesión del 2 de febrero en Quito.
Cabe resaltar que tales actividades, a la par de los grandes esfuerzos que exigen de nosotros, han sido ocasión de singulares gracias, y corresponden a un compromiso hecho por el Dr. Plinio en 1979 a la entonces Superiora del Monasterio, Reverenda Madre Rosario, cuando le comunicó en una carta que podía ella contar siempre con sus discípulos, especialmente en los traslados de la Sagrada Imagen (desde la Clausura a la Iglesia perteneciente al Convento y viceversa, en los meses de Enero – Febrero, Mayo y Octubre).
Así, al transmitir su compromiso al “Grupo” (modo simplificado de referirnos a nuestra familia de almas), el Dr. Plinio usó las siguientes palabras: “Es cuestión de vida o muerte cumplir con aquello de muy buena forma! […], hago de esto una cuestión de honra para el ‘Grupo’ no sólo de Ecuador sino de todo el mundo”.
En sus Apariciones a la Venerable Madre Mariana de Jesús Torres, benemérita cofundadora del Monasterio de la Inmaculada Concepción de Quito, Nuestra Señora de El Buen Suceso profetizó acerca de la marcada “decadencia de la fe y de la moral” en nuestros días y del papel que tendría en los tiempos actuales esa invocación:
“Es voluntad de Dios reservar esta invocación y tu vida, le dijo Nuestra Señora a la Madre Mariana en determinada ocasión, “para aquel siglo, en el que la corrupción de las costumbres será casi general y la luz preciosa de la Fe estará casi extinguida. Mi culto – prosiguió la Santísima Virgen – bajo la invocación de El Buen Suceso…será la sustentación y salvaguarda de la Fe ante la casi total corrupción del siglo XX”. ante el aparente éxito de los enemigos de la Iglesia, finalmente María Santísima predice la derrota de éstos y el triunfo de la Reina de las Victorias, así como también el reflorecimiento de la Iglesia: “Y alegre y triunfante cuál tierna niña, resurgirá la Iglesia y se dormirá blandamente mecida en manos del hábil corazón maternal de mi hijo elegido, muy querido de aquellos tiempos”.
Con vistas a ese triunfo de María Santísima, y con el paso resuelto, marchamos con la certeza de la victoria de Ella, que el Dr. Plinio siempre nos infundió.
Prof. Plinio Corrêa de Oliveira a inicio de los 80s cuando una réplica de Nuestra Señora de El Buen Suceso visitóSão Paulo Brasil

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here